La importancia de un entrenador de la casa.

Dicen por ahí que los perros se parecen a sus dueños, a veces es a la inversa, anda que no he visto yo secretarias en la facultad con cara de Pitbull que cuando les decías “Buenos días” su respuesta era “Serán para ti”, o amigos con cara de San Bernardo pachón que sólo reaccionan ante una cerveza… Pero en fin, si los perros se parecen a sus dueños los equipos de fútbol muchas veces se asemejan a sus entrenadores. Otras veces son sólo el reflejo de un entrenador que no ha sido capaz de hacerse con el vestuario, pero hablar del paso de Juande Ramos por los Spurs ya ha pasado mucho tiempo.

Hoy quiero hablar de Antonio Álvarez, siempre me ha hecho gracia eso de “será un buen entrenador, es un hombre de la casa”. Es tan surrealista como si de una noche para otra nombran director del colegio al portero y dicen, será un gran director, es un hombre de la casa, bueno no terminó la EGB, pero lleva aquí toda la vida… En el caso de Antonio Álvarez si algo queda claro es que es un hombre de la casa. 14 temporadas como jugador, segundo entrenador de Caparrós y de Juande Ramos en la mejor época del Sevilla, y luego ligado a la secretaria técnica del club hasta que le llega la oportunidad de sustituir a Manolo Jiménez al frente del primer equipo. Bueno en vez de le llega deberíamos decir le cae de rebote ante la negativa de otros entrenadores, el más rumoreado por la prensa Luis Aragonés.

El Sevilla CF, ¿confió alguna vez en serio en Antonio Álvarez como entrenador? Yo, perdonadme, lo dudo mucho. Pero se encontró con una victoria en la Copa del Rey que le hace continuar, además es un hombre de la casa… Pero, en este caso, por muy de la casa que sea ¿es el hombre idóneo para dirigir al Sevilla? Quizá es el hombre idóneo para que José María del Nido tenga un chivo expiatorio ante la dura temporada que se presenta.

Esta entrada puede parecer ventajista pues se escribe tras haber tirado una supercopa y haberse complicado las cosas en la Champions League frente al Sporting de Braga. Pero ya se ha visto el juego del Sevilla de Antonio Álvarez. El Sevilla es un club que aspira a ser uno de los grandes clubs de Europa, que ha conseguido grandes logros, que vende como un grande y se interesa en grandes jugadores, pero ¿que ha hecho este año? Ha vendido ya a Squilacci y a Adriano siguiendo una línea normal en sus últimos años. Pocos euros han faltado para que Luis Fabiano saliera del equipo, por ahora. Y en definitiva un equipo que pretende ser un grande ha fichado a Guarente tras el descenso del Atalanta, ha traido a Dabo a coste cero y ha conseguido la cesión de Cigarini un jugador con proyección pero que viene cedido. José María del Nido pretende convertir a un equipo vendedor en un equipo grande, y todo ello con la connivencia del “entrenador de la casa”, que estoy seguro que ya se ha dado cuenta de que no puede pensar en competir en dos torneos con la plantilla que tiene.

De todos es sabido que el Sevilla tiene un gran once inicial, pero que año tras año los refuerzos comienzan a ser más flojos y a día de hoy con dos partidos oficiales disputados se puede ver. Antonio Álvarez y el Sevilla, el Sevilla y Antonio Álvarez juntos hasta que Del Nido les separe, una dicotomía peligrosa que hace que uno de los equipos más compactos de los últimos años sea incapaz de desplegar su fútbol y salgan al campo con una indolencia tal que parece que les han cambiado la sangre por horchata. De momento dos partidos donde no ha sido capaz de imponer una superioridad presupuesta ante el Sporting de Braga y un marcador muy a favor frente a los pupilos de Guardiola. Dos partidos, dos batallas no en el campo si no en el banco, el Sporting de Braga fue Domingos y el Barcelona fue el equipo que nos enamoró a todos gracias al estilo Guardiola y multiplicado por 5 ante la falta de espíritu de los sevillistas. Ojalá me equivoque, yo deseo ver al mejor Navas, al mejor Perotti, a un gran Kanoute y a un O Fabuloso hinchandose a goles, pero tengo la sensación de que este año el globo del Sevilla se desinfla y todos miraremos al banquillo, pero quizá también deberíamos mirar a la casa y a quien la preside que es el que decide quién es el entrenador…

Anuncios

Acerca de loquepajque

Soy Lorenzo Herrero, madrileño de pura cepa de los que dicen Kiojko, pejcao y loquepajque. Economizo palabras al hablar, me faltan siempre al escribir.
Esta entrada fue publicada en Entrenadores, Liga BBVA, Reflexiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s